Charla con Julio Cob Valencia en Blanco y Negro.


Julio Cob

Charla con Julio Cob Valencia en Blanco y Negro.

Salvador Mery Peris. Texto y fotografía.

La tarde en Valencia, luminosa y maravillosa como siempre en nuestra querida Valencia. El

fresco nos hacía recordar la primavera, cruel y esperanzadora a la vez. De pie en unos de mis

sitios emblemáticos de nuestra ciudad, La horchatería Santa Catalina, antes era el Siglo pero

los políticos que no entienden de tradiciones ni sentimientos la han borrado de la acogedora

plaza.

La espera no se demoró ni siquiera unos minutos, apareció un hombre, con la alegría de una

persona que pasea como un niño por una juguetería días antes de la llegada de los Reyes de

Oriente.

No lo conozco solo por la foto de Facebook, una leve cojera, me hace preguntarle por su

salud. Contestándome el que la cadera la tiene un poco tocada a la espera de un arreglo.

Entramos inmediatamente en la histórica horchatería que paradójicamente repleta de

extranjeros que desconocen ni de dónde viene la horchata ni cuántos años lleva allí ese

establecimiento, ni la historia de nuestra querida Valencia. Casi como cualquier político de

ahora. La diferencia es que los primeros dejan dinero y los segundos ya sabemos lo que hacen.

No quiero enfocar esta entrevista con Julio Cob con preguntas y respuestas. El cariño, amor y

pasión que tiene por Valencia me parece que se merece hacerlo de forma de relato o

intentando hacer un capítulo de una Novela.

Podría titularse “Julio Cob aman a Valencia y sus colores”.

De una cosa me quedo claro en nuestro encuentro. Julio ama Valencia. Un amor sincero, real.

Un amor de matrimonio maduro, donde el amor de juventud, impetuoso incluso salvaje deja

paso a un amor sereno, tierno y paciente.

Reconociendo los fallos, haciendo a veces alguna crítica, pero siempre cariñoso.

Este cariño lo reflejo primero en su libro “Rincones de Valencia” de Editorial Carena. Publicado

en 2013. Con fotografías del mismo. Dice que no son muy buenas, ya que él no es aficionado a

la fotografía, cuantas personas se han comprado una cámara cuando han tenido un hijo y no

han hecho más que hacer fotografías al recién nacido, con todo el cariño y amor. A Julio le

pasa lo mismo 60 rincones, 60 nacimientos, más de 60 fotografías de ese feliz acontecimiento.

Sitios donde nos hace una pequeña explicación, sitios que tenía el necesidad de enseñarlos por

los recuerdos que le venían a la mente.

Él se dedicaba a pasear y a tomar notas de los sitios de su Valencia, aún sigue haciéndolo,

quizás ese puede ser uno de los motivos de su delicada cadera.

El mostrar estos rincones, después hablaremos de las fotografías, a los lectores, viene en gran

medida por su trabajo. Trabajo en una empresa de ámbito nacional, que le mantenía alejado

de su tierra toda la semana, su prejubilación dejándole tiempo para hacer lo que más le gusta,

contarnos con su visión la Valencia, que nunca se tiene que perder.

Mucha gente conocerá los rincones de Valencia que describe Julio pero yo invito a todos a su

lectura, nos sorprenderá aunque los conozcamos y pasemos por esos rincones a diario.

A veces cuando andas deprisa por el trabajo, por el ritmo de vida que llevamos, no te fijas en

las cosas evidentes. Julio paseando tranquilamente nos enseña las cosas evidentes.

Algunas personas, ese amor que se tiene por algo, también intentan estudiarlo y

comprenderlo mejor por eso Julio se matriculo en la Universidad Senior de la Politécnica de

Valencia. Conjugando su amor por Valencia con el conocimiento de ella. Coctel que ha dado

unos frutos inmejorables.

El descubrimiento de nuevas tecnologías para el disfrute de su pasión, le descubrió un nuevo

camino, plasmar su Valencia y compartirla.

Dicen él y las malas lenguas que es el hombre de los 13 blogs, tiene muchos abiertos. Su ojito

derecho es http://valenciablancoynegro.blogspot.com.es/.

Unos datos técnicos, estamos en la era de los datos, el blog lleva ocho años en

funcionamiento. Son 700.000 páginas vistas las alcanzadas, entrando una media de visitas de

530 al día. Tiene seguidores en todo el mundo. Cuenta en sus archivos unas 40.000

fotografías en Blanco y Negro de Valencia y alrededores. Dice que algunas en un estado de

escaneo muy flojo y otras en una resolución inmejorables, casi todas o por no decir todas

están digitalizadas, en papel tiene pocas, el del papel es su hermano Ángel.

Empezó como empieza todo el mundo por el principio. Vio unas fotos de Valencia en ByN, le

gusto y también le gusto comentarlas. Piensa que el comentario de unas de estas fotos es lo

que más le gusta a parte de observarlas y ver cosas que sin una observación detenida no te das

cuenta, una fachada, una fuente, la ropa que llevan los que posa, etc.

Julio me comenta que cuando ve una fotografía no solo ve lo que capta el fotógrafo en ese

momento sino , las costumbres de la época, el calzado , la ropa, el entorno, haciéndose una

idea de cómo se vivía en la época de la fotografía.

Ángel se diferencia muy poco de un crítico literario, este lee un libro y lo comenta, Julio hace lo

mismo con las fotografías.

Al llevar tantos años con un tema tan apasionado, los amigos que tiene son incontables que le

proporcionan material gráfico para su blog.

Con cierto orgullo, después de sorber un poco de su cortado descafeinado, me comenta que

todas las semanas contesta por correo electrónico a más de dos o tres personas de todo el

mundo.

Con Julio no se puede ser como todos los mortales, vamos a sentarnos a una horchatería y nos

pedimos dos cortados.

Donde desarrolla su labor de exhibicionista fotográfico es en el grupo de Facebook, creado por

el “Valencia en Blanco y Negro” que hace pocos días alcanzaron los 10.000 amigos. Al que

pertenezco yo pero reconozco que soy más de escribir que de publicar fotografías en ByN.

Cuando las fotografías de Julio tenían ya muchos seguidores, una editorial de Madrid le

propuso hacer un libro, un extracto, un recopilatorio de su blog. La lealtad de los Valencianos

salió y se lo dijo a la editorial que le había publicado su primer libro. Diciendo si al proyecto de

Julio .

El libro es “La Valencia en Blanco y Negro” que se presenta el este martes día 21 a las 19

horas en el Ámbito Cultural del Corte Ingles en la calle Colon.

Un libro que aún no hemos visto y no puedo comentar nada sobre él.

Me hizo hincapié en otra cosa importante la falta de ayudas en general a la Cultura por parte

de las instituciones públicas. Aunque hay gente que con esfuerzo y tiempo están consiguiendo

que Valencia la cuna de cultura en muchos siglos vuelva a recuperar su esplendor.

Para esta nuestra Valencia necesitamos a personas como Ángel y Julio Cob. Valencia necesita

todas las manos para protegerla de la sinrazón cultural que hemos parecido.

Cuando haya salido el libro me ha prometido comentarlo con nosotros estaremos pendiente

de ello.

Gracias Julio por su tiempo y tu sabiduría.

Recomiendo hablar con él aunque no les guste la fotografía. Amar Valencia es amar a tus

raíces.

.

Añadir nuevo comentario